Crisis: El legado de Alexisonfire | The Backstage

Crisis: El legado de Alexisonfire



alexisonfire crisis legado

Hay momentos en la música en los que puedes sentir un cambio. De la misma forma que una placa tectónica que se mueve una pulgada puede desencadenar un terremoto, el lanzamiento de un álbum puede enviar temblores a través de una escena que deja el paisaje en una forma completamente diferente de lo que era.

De nuevo, al igual que las placas tectónicas, esos momentos en realidad son pocos y distantes entre sí, pero cuando ocurren, vale la pena recordarlos y celebrarlos. El 22 de agosto de 2006, Alexisonfire publicó su tercer álbum “Crisis” y desencadenó un cambio emocional diferente a todo lo que habíamos visto antes. Nada fue lo mismo después.

Antes de “Crisis“, Alexisonfire eran una banda punk de Ontario que se las arreglaba como podía. Su homónimo de debut en 2002 fue un trabajo inteligente pero desordenado. Fue el sonido de una banda que afila sus dientes en lugar de cortarlos. Con “Watch Out!” en 2004 construyeron el intereses de todo el underground sobre los cimientos de su debut. Pero nadie podía predecir lo que vendría después. El paso definitivo. Un álbum que eclipsaría todo lo que habían hecho antes y que les situaría entre los grandes de la noche a la mañana.

Más que nada porque aquel álbum se hizo de una tela diferente. Punk sucio, pero delicado como una pluma. Expansivo pero herméticamente cerrado. Imposible de anclar en un sonido, y aún más complicado sacártelo de la cabeza. Hay algo increíblemente bien ejecutado en esas 11 canciones, que te consume la mente y atrapa tus sentidos. Muchos son los que lo han intentado replicar y muchos más han fallado.

Crisis” tiene un sonido totalmente único pero familiar. La agresión inicial de “Drunks, Lovers, Saints, Sinners“, el oscuro ritmo de “You Burn First“, y la sensibilidad de gritar en “This Could Be Anywhere in the World“. La brusquedad de Geroge Petit, la delicadeza de Dallas Green y la actitud estridente de Wade McNeil trabajando juntos en perfecta armonía para crear uno de los mejores discos de rock de los últimos 20 años.

Aunque en realidad, lo que hace que “Crisis” sea tan especial es la naturaleza lenta de su genio. No se ajusta a ti y exige tu atención. No atrapa tu garganta y te deja sin aliento. Se mete debajo de la piel y comienza lentamente a atravesar tu cuerpo. Salta entre el desarrollo y la melodía de forma aparente, a veces tan sutilmente que ni siquiera lo notas. Las complejidades dispersas a lo largo de las cuales solo comienzas a notar tras más de una escucha. Necesitas más que un sentido, y quizás esa es la razón por la cuál su sonido ha resistido a la prueba del tiempo. Si quisieran publicar un disco mañana, la reacción sería la misma. Porque estamos ante algo mucho más que especial.

El gran alcance de “Crisis” es un testamento a la calidad de sus canciones. Los gustos de “We Are The Sound” y “Rough Hands” que a tantas personas han tocado en el fondo. Punks, metaleros, hardcoretas, rockeros, emos, todos encontraron algo que les encantó en “Crisis“. Rompió barreras entre géneros y escenas de una forma que solo un disco que entendiera la música más allá de estilos podría.

Atrajo la atención de los que ni siquiera se interesaban por el rock, y les dejó completamente enamorados. Fue el primero de muchos discos que vinieron después para muchas personas, porque si de algo tiene, es que trascender en el tiempo y a las tendencias que dicta la industria es algo al alcance de pocos. Y Alexisonfire lo han conseguido. No importa los años que pasen, son y siempre serán:

The only band ever, forever.


Categorias
InternacionalNoticiasTop

Fundador de la web. Entre mis grupos preferidos están Fall Out Boy, Brand New y La Dispute.
No Comment

Leave a Reply

*

*

Esto tambien mola