Crónica de Underoath en Sala But de Madrid | The Backstage

Crónica: Underoath en Madrid (primer concierto en sala en España)



Underoath en Madrid. Junio 2019
Underoath en la Sala But. Foto por Juan Rodriguez.

Underoath llegaban a Madrid el pasado 10 de junio después de haber dado uno de los conciertos más destacados del pasado Download Festival. Primera vez en España, en sala, quince años después de la publicación de “They’re Only Chasing Safety“, uno de los discos más aclamados del post hardcore.

Un discazo de principio a fin, con temazos como “A Boy Brushed Red Living in Black and White” y “Reinventing Your Exit” a los que se les tenían muchas ganas. Casualmente esta última no estaba prevista en el repertorio que venían haciendo en toda la gira, y que lleva siendo el mismo desde la publicación de su último álbum, “Erase Me“, hace tan solo un año.

Quince años desde “They’re Only Chasing Safety” (2004) y once desde “Lost In The Sound Of Separation” (2008), previo paso por “Define the Great Line” (2006), mucho tiempo para que todos aquellos que rozando la veintena, se animen ahora a ir a un concierto un lunes. Si, son Underoath, ha pasado tiempo, pero quizá demasiado. Por ello la entrada no fue la esperada (medio aforo), y tal vez por ello, el ambiente no fue el que siempre soñamos hace años cuando Cancer Bats llenaban cualquier sala y The Dillinger Escape Plan reventaban luces de discoteca

Spencer Chamberlain, muy activo acercándose muchísimo al borde del escenario avisa que para volver, aunque no está en su mano, todos tenemos que llevar al menos un amigo con nosotros. Mientras lo dice, entre canción y canción, se montan algunos pogos, y un chaval sube al escenario para lanzarse tímidamente. Son destellos de un pasado, que no mejor, pero sí más intenso.

En el repertorio, tiempo para el remember con cuatro canciones de “They’re Only Chasing Safety“, entre la no planificada “Reinventing Your Exit” suenan otras como la mencionada “A Boy Brushed Red Living in Black and White“, “Young and Aspiring” y el combo mágico “The Blue Note/It’s Dangerous Business Walking Out Your Front Door“.

No podían faltar otros clásicos como “In Regards to Myself” y “Writing on the Walls” para el cierre final, “Breathing In a New Mentality” completando el repertorio de canciones con las que abren sus discos, y la sorpresa “Too Bright to See, Too Loud to Hear“, que nos puso los pelos de punta como solía hacer en álbum, uniéndose a las seis más punteras de “Erase Me“. Si, faltaron otras como “Desperate Times, Desperate Measures” o “Moving for the Sake of Motion“, y es tal vez por eso por lo que pese a ser un repertorio variado, mi yo de años atrás se quedó satisfecho por poder ver a una de sus bandas preferidas por segunda vez, pero con la curiosidad de qué habría pasado si hubiesen venido hace diez años.


Categorias
CronicasInternacionalNoticias

Fundador de la web. Entre mis grupos preferidos están Fall Out Boy, Brand New y La Dispute.
No Comment

Leave a Reply

*

*

Esto tambien mola