'I Brought You My Bullets...', un álbum para un imperio | The Backstage

‘I Brought You My Bullets, You Brought Me Your Love’, un álbum para un imperio



my chemical romance 2002

Han pasado 16 años desde que My Chemical Romance publicó su disco de debut “I Brought You My Bullets, You Brought Me Your Love“. Pocos imaginaban entonces que estarían construyendo los cimientos de un imperio. Y para celebrarlo, hemos querido echar la vista atrás, al momento en el que empezó todo.

Nueva Jersey, 2001. La revolución se estaba gestando como nunca antes. Cogiendo su nombre de una novela de Irvine Welsh, “Ecstasy: Three Tales Of Chemical Romance“, My Chemical Romance fue formado por el vocalista Gerard Way y el batería Matt Pelissier, con Ray Toro uniéndose poco después como guitarrista.

Las primeras grabaciones de la banda se pueden encontrar con el nombre de “Attic Demos“, un poco caóticas y a veces difíciles de descifrar. Punk rock melódico que a pesar de su clasificación, no se parecía a nada más. Era como una mezcla entre AFI, Alkaline Trio y The Misfits. Sonaban ambiciosos y sobre todo, rebosantes de ideas.

El impulso estaba. Ahora necesitaban un álbum de debut. Fue entonces cuando reclutaron a Frank Iero como guitarrista, en aquel entonces en una banda de punk llamada Pencey Prep, y a Mikey, hermano de Gerard, como bajista antes de empezar a trabajar con Geoff Rickly de Thursday como productor. “I Brought You My Bullets…” empezó a coger forma.

El álbum fue grabado y producido solo tres meses después de la formación de la banda al completo. La inspiración estaba en sus demos, muy frescas, claras y concisas para la juventud de la banda. El horror es el tema principal de “I Brought You My Bullets“.

Vampires Will Never Hurt You” está claramente basado en uno de los hijos predilectos de la oscuridad, mientras que “Our Lady Of Sorrows” y “Headfirst For Halos” contienen mucho lirismo extraído directamente de las profundidades del infierno (entendedme, por favor). El disco se siente como el equivalente de quedar atrapado en un sótano en el que una bombilla se balancea de lado a lado. Terriblemente real e imposible de ignorar.

Musicalmente, “I Brought You My Bullets…” está muy lejos del resto de la carrera de My Chemical Romance. Es incomodo, crudo, y completamente único. La banda estaba entonces en un ambiente completamente diferente al que después probaría en “Three Cheers For Sweet Revenge” y “The Black Parade“. Un sonido que nadie ha sido capaz de replicar desde entonces.

No obstante, no todo el tema principal fue el horror en este disco sino que “Early Sunsets Over Monroeville” y “Demolition Lovers” muestran la ternura y vulnerabilidad que más tarde les harían crecer, mostrando todas sus habilidades en un rápido estallido de 41 minutos. My Chemical Romance se presentó de la forma más brillante que pudieron.

El resto es historia. Fichaje por Reprise, lanzamiento de “Three Cheers For Sweet Revenge” en 2004, “The Black Parade” en 2006, y situarse como una de las bandas de rock/emo más grandes de la historia. Incluso ahora en su ausencia, nadie ha llenado su vacío en toda una generación.

Todo ello sin perder el espíritu de “I Brought You My Bullets…“, un disco que no pierde su enamoramiento por la oscuridad y la mortalidad. Podrían haber conseguido lo mismo, tal vez más tarde, pero su historia no sería igual sin este debut.


Categorias
InternacionalNoticiasTop

Fundador de la web. Entre mis grupos preferidos están Fall Out Boy, Brand New y La Dispute.
No Comment

Leave a Reply

*

*

Esto tambien mola