Analizamos Beside Myself de Basement | The Backstage

Review: Basement – Beside Myself



basement beside myselfComo sugiere su titulo, gran parte de “Beside Myself” cuenta cómo el vocalista Andrew Fisher busca su identidad y propósito en la vida. Dejándonos uno de los trabajos más firmes y definitivos de Basement hasta la fecha.

Impulsado por un regreso más melódico y más limpio como fue “Promise Everything” en 2016, la ambición de Basement es estar entre la élite del rock. Sin ir más lejos, el álbum está lleno de guiños a bandas como The Smashing Pumpkins, Soundgarden, Jimmy Eat World e incluso Weezer. Demasiados para no ser un signo de la dirección en la que se dirigen.

Beside Myself” es inequívocamente todo lo que esperamos de Basement. Ninguna banda del momento es capaz de transmitir emociones tan crudas como ellos. Como siempre, la pieza central del álbum son las voces y las letras de Andrew. Su pasión es inquebrantable, y la capacidad para diseminar sus pensamientos más oscuros hace de “Beside Myself” su trabajo más personal hasta la fecha.

En “Just A Life” sale a relucir este lado, gritando “there are times when I’m scared to be alive but terrified to die, so we just get by“, mientras que en “Stigmata” habla del miedo al fracaso, al tiempo que “Ultraviolet” es una historia sobre la depresión.

Enmarcados en estas letras, Basement también han hecho en “Beside Myself” su trabajo más versátil musicalmente. Desde el concentrado y fervoroso “Disconnect“, pasando por el single “Be Here Now” como guiño al rock de los ’90, un temazo que querrás escuchar en bucle tantas veces como horas tiene el día. Pasando por la fragilidad de “Changing Lanes” y el pop ventoso de “New Coast“, todas encuentran el equilibrio perfecto entre el rock más sucio y el más brillante, rodeados de momentos de serenidad.

Ese equilibrio sugiere una mayor madurez en la elaboración de este álbum, y es más evidente en la forma en la que todo concluye. Desde la desesperación, la frustración y la lucha, al principio de “Right Here“, a medida que las cuerdas de guitarra se hinchan y la oscuridad se levanta, hay un sentido de esperanza y alivio en la voz de Andrew.

No hay duda que “Beside Myself” es un salto adelante para Basement. Es un álbum lleno de emociones, capaz de tener el corazón en un puño para después dejar que vaya en busca de un futuro mejor. 12 canciones en las que cada una guarda una esencia. Otra vez lo han vuelto a hacer.


Categorias
AnalisisInternacionalNoticias

Fundador de la web. Entre mis grupos preferidos están Fall Out Boy, Brand New y La Dispute.
No Comment

Leave a Reply

*

*

Esto tambien mola