Analizamos 'Trench' de twenty one pilots | The Backstage

Review: twenty one pilots – Trench



twenty one pilots trenchEl lanzamiento de uno de los trabajos de rock alternativo más esperados del año resulta ser un álbum conceptual sobre la depresión. Y lo hace después de que en los más de tres años de “Blurryface“, la banda explorase los demonios personales del vocalista Tyler Joseph, alcanzando un éxito mundial sin precedentes.

Cuando piensas en twenty one pilots lo haces en su explosión. Puede parecer fácil, pero todo esto es muy diferente. En lugar de seguir a “Blurryface“, Tyler y Josh recuerdan en “Trench” el por qué de su talento, componiendo lo que bien podría ser su mejor trabajo hasta la fecha. “Trench” es un álbum que nos descubre todo lo que son twenty one pilots tomando un tono suave y más oscuro en comparación con sus predecesores, expandiéndose más en los ambientes, la instrumentación orgánica, e incluso en la influencia más oscura del hip hop.

Dejando a un lado las melodías pesadas de sintetizador que tiene “Blurryface“, en “Trench” el bajo es pesado, dejando que Tyler sea capaz de construir muchas armonías. Apoyando, e incluso guiando las voces que se complementan con el equilibrado ritmo de Josh Dun a la batería. No hay una sola canción que no te sorprenda una semana. Puedes tener una pieza tan rítmica como “Morph” en bucle, que a la semana siguiente es la oscura y melancólica “Neon Gravestones” la que no sale de tu cabeza.

La facilidad para juntar estilos y que casen tan bien se nota automáticamente desde el inicio de “Jumpsuit“. Hay algo diferente en este trabajo. Tiene un tono más oscuro. En el pasado, twenty one pilots recurrían a temas delicados con un tono más colorido. Ahora, la banda parece estar aceptando el hecho de dejar que la música siga su curso. A lo largo del álbum, hay un ambiente casi melancólico que no solo proporciona un efecto más completo en general, sino que también brinda a quien lo escucha de una envolvente y abrumadora sensación.

Como la mayoría de las canciones son impulsadas por el bajo, “Trench” utiliza una melodía más profunda y en auge al mismo tiempo que mantiene las armonías de apoyo a través de una electrónica más sutil, el piano e incluso algunos coros más dispersos. Como el caso de los singles “Jumpsuit” y “My Blood“.

Sin embargo, este cambio en el tono no significa que hayan erradicado completamente las influencias del pasado. “Neon Gravestones” y “Bandito” se benefician de una tonalidad predominantemente motivada por el piano, similar a su debut, mientras que “Pet Cheetah” utiliza los ritmos pesados ​​y contundentes del sintetizador para elevar su sonido en comparación con “Vessels” y “Blurryface“.

De la manera más usual, Tyler no se esconde cuando tiene que abordar muchos de los problemas sociales que prevalecen en la sociedad moderna. En “The Hype” discute sobre el término ‘hype’ y sobre provocar en ti mismo unas expectativas altas. Dejando a un lado la sutileza, “Neon Gravestones” (lo más destacado del álbum, musical y líricamente) aborda el tema del suicidio de las celebridades, declarando la visión absolutamente horrible que nuestra cultura se ha adaptado a tales temas, casi colocando el suicidio en un pedestal y proporcionando a quienes se suicidan una inmensa cantidad de glorificación.

Ahora, por supuesto, las letras de la banda generalmente han sido el punto culminante de sus álbumes, pero esta vez, los instrumentales realmente proporcionan algo de competencia para el centro de atención, e incluso obligan a Tyler a probar con otros registros vocales más melódicos.

Otra mejora, ésta más obvia, es en realidad la batería de Josh Dun. Desde que se unió a la banda antes del lanzamiento de “Regional At Best“, Josh ha estado apoyando las melodías de Tyler agregando algo de su estilo y velocidad. Sin embargo, en “Trench” sube la apuesta ganando mucho más protagonismo, como si por primera vez sus ritmos tuvieran una vida paralela.

Siguiendo con “Neon Gravestones“, el ritmo principal es la combinación perfecta de simplicidad al tiempo que incorpora algunas notas técnicas que mejoran enormemente lo que podría considerarse como un ritmo ‘aburrido’. “Leave The City” muestra aún más complejidad, al tiempo que canciones como “Bandito” proporcionan ese denominador común en toda la discografía de twenty one pilots.

Cada canción del álbum proporciona una perspectiva única sobre el panorama general, y sin embargo, la imagen completa no se puede ver sin la combinación de cada canción. Y en esto último tiene que ver el increíble flujo del álbum, ya que cada canción se reproduce una a la otra sin tener ningún efecto de correlación en absoluto. La instrumentación, las letras y el ambiente comparten una cohesión difícil de encontrar hoy en día.

Puedes odiarles todo lo que quieras, pero lo que tenemos aquí es un álbum lleno de momentos destacados, y una química diferente que supera a todos sus anteriores trabajos. Trench” de twenty one pilots es sin duda uno de los mejores álbumes de 2018.


Categorias
AnalisisInternacionalNoticias

Fundador de la web. Entre mis grupos preferidos están Fall Out Boy, Brand New y La Dispute.
No Comment

Leave a Reply

*

*

Esto tambien mola