The Wonder Years, entrevista sobre Sister Cities | The Backstage

The Wonder Years: ‘Queremos ser una banda con la que creces’



The Wonder Years 2018

En palabras de The Wonder Years, este nuevo álbum, “Sister Cities“, es el número uno de su discografía.

En medio de dos años de aventuras, de lecciones aprendidas, de amigos encontrados y de una base de amigos extendida por todo el mundo, todo el viaje de “Sister Cities” trata de “conectividad, empatía y compresión“, ofrece Dan Campbell cuando se le pregunta qué supone Sister Cities en la vida de The Wonder Years.

Esas visiones de la vida pueden ser una pequeña parte de una historia mucho más grande, pero es en esos detalles en los que The Wonder Years brillan. Para ellos, todo importa. “La tierra está unificada por agua, y eso es algo que nos conecta a todos en un sentido geográfico“, empieza Dan. “Tu continente y el mío podrían considerarse divididos por un océano“. Esos océanos capturan un vaso a punto de desbordarse. Es una perspectiva que rompe todo el sentido de “Sister Cities“, un punto oscuro en su grabación.

Y claro, The Wonder Years siempre han sido una banda que habla de unidad, celebrando que todos nos tenemos para todos en común. ¿Qué ha cambiado para que ahora intenten hacer frente a lo malo? Las once canciones de “Sister Cities“, cada una segura y confiada en su propia historia, nos presenta un cómodo espacio para desarrollar aquellas historias que siguieron a los años siguientes de “No Closer To Heaven“.

Unos años en los que The Wonder Years se mantuvieron constantemente en movimiento. Inspirados por viajes interminables, “Sister Cities” también incluye un libro de fotos, diarios, poesías y dibujos. “Tuve esa visión en mi cabeza. Me imaginé el día en el que un niño cogiera el LP, lo dejará en su tocadiscos y luego abriera el libro. Puede ir al diario de gira, leer mis pensamientos y ver las fotos para que su experiencia sea completa e inmersiva“.

A medida que la banda se hace más grande, los detalles en los que preocuparse son más grandes. “Son canciones que miran más a las relaciones interpersonales y a la conexión con otras personas“. La idea de este trabajo empezó en 2016, con The Wonder Years recorriendo Reino Unido con Enter Shikari. Acababan de publicar “No Closer To Heaven“, por lo que “aún no estábamos pensando en un nuevo disco“.

Estábamos en Inglaterra y ya sabíamos que haríamos gira por Estados Unidos, y que tendríamos oportunidad de hacer Australia, Japón, Europa, y luego América del Sur y Central por primera vez. Siempre tuvimos el sueño de hacer un documental sobre todas esas giras, pero nunca me pareció factible“.

Entonces empecé a pensar, siempre tenemos a un gran fotógrafo con nosotros, así que ya sabes, vamos a hacer un montón de fotos. Comenzamos a hablar de esa idea y yo siempre pensaba en lo que podríamos hacer con eso“.

Rápidamente, la idea de hacer un diario encajó. “Obviamente no se puede presuponer una narración porque aún no ha sucedido, pero ¿y si, después de esta gira puedo volver a ver las fotos y pensar en grabar de una manera? Quizá sean los eventos sobre los que voy a cantar en los próximos años. Fue entonces cuando decidimos todo“.

A The Wonder Years les gusta estar seguros de que las cosas saldrán bien.Queremos hacer un mejor disco cada vez que hacemos uno nuevo, por lo que el concepto general tiene que ser cada vez más ambicioso, ¿verdad? No puede ser lo mismo o menos, no sería un mejor disco“.

Pusimos una inmensa cantidad de trabajo para asegurarnos de que eso iba a pasar. No nos sentimos cómodos haciendo algo que no se sienta valioso. Vamos a presionar mucho para hacer algo que que tenga valor. Si no nos sentimos capaces de eso, no lo haremos. Nunca nos hemos apartado del aspecto del trabajo duro. Queríamos crear una obra de arte que abarcara más de lo que podríamos crear antes“.

Valió la pena el tiempo porque ahora miro atrás,y estoy pensando que lo logramos. Es muy gratificante llegar ahí“.

En retrospectiva, siempre hay cosas sobre nuestros álbumes que puedo criticar“, continúa. “‘Ojalá hubiera hecho esto de otra manera’. Pero en el momento en que los hacemos, debemos sentir que son lo más valioso que hemos creado hasta la fecha, o no terminaremos de hacerlo. No hay, ‘Bueno, es hora de grabarlo. Tenemos que apagarlo, así que vamos a apagarlo ‘. Esa nunca es una opción. ¿Es lo mejor que hemos hecho? Si puedo decir que sí, si puede decir con confianza que es lo mejor que hemos hecho hasta la fecha, es cuando está listo para grabarse“.

Por esos detalles, The Wonder Years siempre hacen que su disco más reciente sea su preferido. “Quiero hacer discos que signifiquen algo. Por ejemplo, cuando tenía 31 años debería sentirse como el disco que hice cuando tenía 31 años, y no como una repetición del disco que hicimos cuando tenía 22 años. Definitivamente queremos ser una banda con la que creces“.

Sister Cities” es el mejor disco de The Wonder Years hasta el momento. “Me siento mejor de lo que nunca antes había sentido por un disco en mi vida. Este es el número uno. Me siento realmente bien“, asegura Dan, lleno de orgullo y emoción. “Lo que siempre hemos dicho es que queremos impulsar cada disco. Nunca queremos decir, ‘bueno, ese fue bastante bien, ¿y si lo hacemos nuevamente?’. Esa nunca ha sido una opción para nosotros“.

Nunca fue tan sencillo como parece que es. “No Closer To Heaven fue un disco difícil para mí. Estaba en una rutina como compositor. Todavía estoy muy orgulloso de ello, pero si lo miro con ojo crítico, puedo volver y decir que podríamos haber tomado algunos riesgos más“.

Puedes sentir esa energía en “Sister Cities“, desde la melancolía de “It Must Get Lonely” a través de la ensoñación teatral de “Flowers Where Your Face Should Be” hasta el torbellino de “The Orange Grove“.  “Si has estado escuchando a la banda durante los últimos ocho años, todo ha sido tendencia aquí. Si eres un fan de la banda, escucharás este disco y dirás, ‘por supuesto, aquí es donde ha estado yendo. Esto tiene tanto sentido para mí ahora que lo escucho’“.

Estoy orgulloso de él (Sister Cities). Fluye maravillosamente. Estoy tan inmensamente orgulloso de él en su totalidad, la forma en que se muestra y donde los picos y valles están en la dinámica. Siento que es un disco muy dinámico. Hubo ese pensamiento de, empujémoslo. Empujémoslo y veamos a dónde va, no le tengamos miedo“.

El quid de esta historia es que hay un malentendido fundamental que me han presentado, que a muchas personas se les ha presentado toda su vida“, continúa. “Te dicen que el mundo es tan grande y vasto, tan diferente y extraño para ti. Esa gente es tan diferente. Que las culturas son tan diferentes. Y las cosas que hacen casi no se ven afectadas por las cosas que haces. Descubrimos que esto es fundamentalmente falso. El mundo, tan grande como es, no es tan grande. Estas personas que te enseñan son muy diferentes, tal vez adversas a ti, no son tan diferentes“.

La humanidad es un gran ecualizador. La mayoría de la gente es amable y amorosa. Hemos tenido la oportunidad de ir a muchos lugares y conocer mucha gente y experimentar muchas culturas, y creo que estamos en este año, en estos años, y esto se remonta a ‘No Closer To Heaven’, donde sentimos como si todo se estuviera desmoronando. Hay muchas conversaciones sobre muros y barreras, y esta persona es tu enemiga, estas personas son tus enemigos. Y a medida que avanzamos en el mundo, te das cuenta de que estas personas son como tú“.

Ahí pasó del último disco a este disco“. Esas son las reflexiones que han llevado a Sister Cities a ser el disco que es. Hay alegría en estos descubrimientos. Un suspiro de alivio de que lo que esperaban sea cierto. Un abrazo con los ojos abiertos a algo nuevo, un camino oscuro que en su totalidad es la unión a todas aquellas personas que solo quieren ser amadas.

Cada canción del disco tiene su espacio único, y algunas de ellas viven en un espacio en pérdida debido a que algunos de esos eventos son eventos en los que pierdes personas, o casi pierdes personas. Tienen la misma importancia para el disco entero. Todo se trata de un evento o serie de eventos diferente y de cómo se relacionan con el lugar en el que nos encontramos“.

Raining In Kyoto es una canción sobre el fallecimiento de mi abuelo cuando llegué al aeropuerto para hacer una gira por Japón. No pude asistir a su funeral, así que fui a este templo en Kyoto que tenía este santuario de Inari y llovía todo el día“, explica.

Subí las escaleras y vi que había estos cercados y vi que estaban llenos de cera. Entendí que la gente había estado encendiendo velas y dejándolas allí. Pensé en encender una vela y pensar algo, o decir algo con respecto a mi abuelo. Tendría algún tipo de ceremonia“.

Lo hice, y me paré frente a él llorando bajo la lluvia“, continúa Dan. “Había un hombre mayor cerca de mí, no hablábamos el mismo idioma, y ​​él no entendía por qué estaba triste, ni tampoco lo sabía, pero me sentí conectado con él en ese espacio“.

Esas conexiones con otras personas son los héroes de “Sister Cities“, del trabajo más personal de The Wonder Years hasta la fecha. La idea de ‘ciudades hermanas’ surge en Chile.

Descubrimos antes de tocar en Santiago de Chile que el concierto había sido cancelado. Siempre hay un sentimiento de soledad en ese momento. Estás en un lugar desconocido y la razón por la que estás es el espectáculo, pero ahora no había razón“, explica Dan.

Estábamos deambulando por la calle y la mayoría de gente no entendía lo que decíamos, ni nosotros a ellos. Hubo una sensación de ‘no pertenecemos a este lugar’. No es que no fuésemos bienvenidos sino que éramos extraños sin propósito“.

Antes de encontrar un restaurante, nos encontramos debajo de estos obeliscos enormes, de dos plantas, que se alzan hacia el cielo. Leí que son los monumentos de las Ciudades Hermanas de Santiago, Chile. Parados allí, los perros callejeros me recuerdan un lugar; la temperatura del aire me recuerda un lugar diferente. El aire, la altitud, las montañas me recuerdan a otro lugar; el graffiti de otro lado y la arquitectura de otro lugar. Siento que estoy en diez lugares a la vez. Siento que estoy en todas partes a la vez, aquí“.

Empecé a pensar en la idea de ciudades hermanas y, tal vez, en todas partes hay una ciudad hermana en todas partes, porque siempre habrá una conexión entre dos lugares“.

Después encontraron a un grupo de personas de la comunidad musical local. “Nos dijeron que teníamos que hacer un concierto. Nos disculpamos por no poder hacerlo. Vinieron a nuestro hotel, pusieron todo nuestro equipo en la parte trasera de su camioneta, y nos llevaron a un centro comunitario de ensayo con un escenario y un PA. Nos hicimos muy amigos rápidamente. Pasamos un gran momento con ellos, tocamos un concierto realmente divertido en este sudoroso lugar de ensayo“.

Rápidamente pensé en el perro callejero, y en estas personas. Me aceptaste cuando no tenía a dónde ir. Esa conexión es realmente lo que despreció esa canción y me hizo pensar sobre el arte del álbum y la portada. Ese día decidí que llamaríamos al disco ‘Sister Cities’ y el perro callejero con el que conmiseraba sería la pieza más importante de las imágenes“.

Ese día fue importante para The Wonder Years, como para otros muchos. “Sister Cities” está lleno de estas olas abrumadoras de esperanza, creencia y fe. Un disco que encuentra estas grandes ideas en los pequeños momentos. En un ojo atrapado, en un espacio compartido o simplemente haciendo las cosas a su manera.


Categorias
EntrevistasInternacionalNoticias

Fundador de la web. Entre mis grupos preferidos están Fall Out Boy, Brand New y La Dispute.
No Comment

Leave a Reply

*

*

Esto tambien mola