Entrevista con Underoath | The Backstage

Underoath: el futuro brilla más que nunca



underoath

Era enero de 2013 cuando Underoath daban su último concierto en Florida. Se suponía que así era, el final de la banda. A Aaron Gillespie le iba bien, tanto en solitario como con The Almost, y Spencer Chamberlain estaba filtrando los primeros detalles de Sleepwave. Y sin embargo, tres años más tarde volvieron al mismo sitio para el primer concierto de su gira de reunión.

Y ahora, para sorpresa de todos, acaban de publicar “Erase Me“, un trabajo que nadie hubiera esperado cuando el 5 de abril de 2010 Aaron sale de Underoath para dedicarse a su carrera como solita. “Y aquí estamos“, empieza él mismo. “Es nuestro primer disco en diez años, y existe una emoción real y palpable. No es solo el ‘aquí hay una vieja banda que saca algunas canciones por diversión’ sino que al estar en este punto, parece que este es nuestro lanzamiento más importante. La forma en que las personas responden a las canciones y a todo, es un momento agradable“.

Aaron formó la banda en 1997 cuando todavía estaba en la escuela, pero no fue hasta su cuarto disco, “They’re Only Chasing Safety” (2004), cuando las cosas empezaron a encajar en Underoath. Fue el primer disco en presentar a Spencer Chamberlain, Tim McTague, James Smith, Grant Brandell, Chris Dudley y Aaron trabajando juntos. Después de una historia turbulenta, esa formación les vería durante los próximos seis años.

Su seguimiento, “Define The Great Line” de 2006 fue otro paso adelante, redefiniendo la banda y ajustando su curso. Y entonces todo comenzó a desmoronarse. Las giras fueron canceladas, las tensiones aumentaron. Aaron se fue en 2010, y el resto de la banda siguió unos años después. La reunión de Underoath nunca fue algo a retomar donde lo dejaron. En ese punto, ya se habían ido demasiado. Al final, habían agotado su amistad y amor por la banda.

Nos metimos en problemas porque nunca nos detuvimos. Deberíamos haber descansado más. Nos desordenó. Ahora solo queremos hacer lo correcto. No queremos tocar por el simple hecho de tocar, queremos asegurarnos de que tenga sentido“, admite Aaron.

Cuando eres un niño en una banda, tocas porque a todos nos gustan las mismas cosas“, explica Spencer. “Es difícil cuando sales de la adolescencia porque empiezas crecer y te das cuenta de que todos somos diferentes. Eso es raro, y no sabes cómo manejarlo. A medida que pasa el tiempo, vas en diferentes direcciones. Y echas de menos cómo solía ser todo. Es un lugar difícil para crecer“.

Pero crecer, crecieron, no hay duda. No fue hasta que alguien revivió su amistad con el recordatorio de que “Define The Great Line” estaba a punto de cumplir diez y tal vez deberían hacer un concierto que recordará aquel disco.

Empezamos a hablar de algo más que un concierto, y terminamos cerrando una gira“, continúa Spencer. “Grant también sugirió tocar ‘Chasing Safety’ en su totalidad porque estábamos demasiado ocupados cuando ese disco cumplió diez“.

Y después de algunas dudas, decidieron hacerlo. Surgió entonces la gira Rebirth, con la banda tocando ambos álbumes por completo cada noche. “No quería que la banda se jodiera en el primer momento“, explica Spencer. “Fui el último en llegar antes de la separación, fui uno de los últimos en aceptar la gira. Pensé que sería raro para mí si no querían seguir tocando después de eso. ¿Qué pasaría si todos los demás quisieran tener vidas normales y trabajos normales? No quería tomarme un tiempo de mi vida para sentirme privado de lo que podría ser“.

Durante el primer ensayo, la banda preguntaba por qué habían esperado tanto tiempo. Después del primer concierto, decidieron hacer una gira por el mundo.

No teníamos idea de cómo sería. Podía ser muy bueno o muy malo“, explica Aaron. “Solo queríamos pasar un buen rato, salir juntos, ser amigos otra vez y tocar las canciones que nos dieron la vida que tenemos ahora“, se sincera.

Tenía la idea de que cada concierto estaría lleno de gente mayor. Al fin y al cabo esos discos tienen diez años. Y todas las noches hacía la pregunta, ‘¿Cuántos de vosotros nunca han visto a Underoath antes?’. Pensaba que era imposible que mucha gente levantara la mano“.

Empecé a darme cuenta de que la mayoría de estos fans eran más jóvenes. Su hermano mayor tenía 18 años y les había dado el disco cuando solo tenían diez años y no se les permitía ir a ver un concierto, o tenían que irse a la cama temprano porque tenían que ir a la escuela o a lo que fuera. Hubo esta afluencia de jóvenes, y fue súper interesante. No esperaba eso. Ha sido genial ver que esta generación más joven aún está realmente interesada en nuestra banda. Nos ha dado esta inyección de vida, que es halagador“.

Durante mucho tiempo, había incertidumbre en torno a nuestra amistad“, agrega Aaron. “Cuando todos crecen juntos y hacen las mismas cosas, piensan que deben creer lo mismo y tener el mismo conjunto de ideales. La realidad es que no“.

Ese sentimiento lo refleja Spencer. “Estamos en un lugar donde finalmente estamos a salvo como banda, y trabajamos juntos, algo que nunca pasó antes. Incluso desde el principio, siempre fue un poco raro. Nunca estuvimos en la misma página“.

Cuando comenzamos a tocar, no sabíamos qué pasaría, pero eliminamos toda esa presión. Ahora que estamos tocando y escribiendo juntos, he visto el futuro de esta banda. Es saludable y puede durar tanto como queramos“.

A pesar de la conexión instantánea cuando empezaron a tocar juntos de nuevo, hablar de nuevo material no fue tan rápido. Dos semanas después de la gira, Aaron estaba seguro de querer seguir en Underoath; Spencer nunca quiso detenerse. Entonces empezaron a componer juntos de nuevo, lejos del resto de la banda.

No fue de una manera engañosa“, promete Spencer, “pero los chicos aún no estaban seguros, y no nos íbamos a quedar sentados y esperar a que ellos decidieran si nos iban a dar tiempo para hacer algo. Aaron y yo, queríamos hacer música juntos. Ha sido mi mejor amigo desde que éramos adolescentes y estábamos hartos de hacer música el uno del otro“.

Tan comprometido era su vínculo que se hablaba de empezar una nueva banda si el resto de Underoath quería abandonar después de Rebirth.

Si nadie más quiere hacer un disco, deberíamos hacer el nuestro“, se hace eco Aaron. Sin embargo, todos querían mantenerlo en marcha. “Nos dimos cuenta de que teníamos que ser todos nosotros“.

Tim y Chris también empezaron a trabajar, y todo lo demás fue rodado. Erase Me” es el primer disco de Underoath en el que los seis miembros de la banda adoran cada canción. Todos los discos anteriores estaban plagados de concesiones.

Nos abrimos en todos los discos anteriores“, reflexiona Spencer. “Siempre ha sido una batalla completa cada vez que grabamos, hasta que hicimos este álbum. Hicimos este álbum como amigos, adultos y trabajamos juntos“.

Tampoco había reglas. “Necesitábamos hacer el disco que siempre hemos querido“, explica Aaron. “Si todos estamos entusiasmados con una canción, si nos sentimos muy bien al respecto, estamos entusiasmados con ella, queremos escucharla y queremos tocarla, la grabaremos“. Nos distanciamos de la presión.

Sería fácil decir que necesitábamos algo como Define por ejemplo, pero eso no hubiera sido saludable para nosotros. ‘Erase Me’ es diferente de lo que la gente esperaría, pero ni siquiera teníamos pensado hacer un disco. Y si no podemos hacer cosas que nos hagan felices, entonces no sé qué más hacer. No sé de qué sirve todo esto“, reflexiona Aaron.

Esta es la mejor versión de Underoath“, afirma Spencer. “¿Va a ser tu versión favorita de Underoath? No creo que realmente nos importe. Si te encantó Chasing Safety y Define The Great Line cuando salieron es probable que ya no escuches esas cosas. Todas esas personas han crecido, entonces, ¿por qué es tan irónico entretener a nuestros fans si también hemos crecido? Si puedes avanzar y ampliar tus horizontes, ¿por qué no puede una banda? Ya no somos niños de 18 años, vamos a hacer lo que nos hace felices, y creo que la gente podrá escuchar eso“.

No se puede anticipar si a la gente le gustará o no“, agrega. “Solo tienes que hacer lo que te parezca correcto. Vamos a hacer canciones que nos encanten, porque podemos. Ninguno de nosotros escuchó lo que estábamos escuchando en 2006, cuando hicimos el disco en 2017“.

Hemos crecido tanto, todos hemos hecho proyectos musicales individuales, así que cuando volvimos a estar juntos fue algo natural hacer algo diferente. Nunca se habló de eso. Lo único de lo que se habló fue: ‘Hagamos lo que nos hace felices, no retrocedamos en el tiempo e intentemos fingir’. Vamos a crecer, hagamos un gran disco, hagamos algo que queramos escuchar“.

¿Enfadamos a la gente? Joder, sí, lo haremos, pero siempre lo hemos hecho. Cada disco que hemos hecho ha enloquecido a la gente. Esa es la parte de la música que creo que es importante. La gente no hace esas cosas a propósito, pero suceden cuando eres fiel a ti mismo. Eso es natural“.

Definitivamente, Underoath están en su mejor momento personal. Están más cerca como amigos, más conectados como banda y más dispuestos a darse espacio el uno al otro. Hay verdadera emoción en torno a “Erase Me” y lo que Underoath puede hacer en 2018. En resumen, están felices de estar de vuelta, pero “Erase Me” no es un disco feliz, a pesar de lo que significa.

Es el momento en que estaba pasando“, comienza Spencer. “Espiritualmente, muchos de nosotros estamos en diferentes espacios que cuando empezamos“. Una vez fueron una banda cristiana pero “ya no hay que fingir“, se sincera Spencer. “No pretendemos ser una banda cristiana. Llegamos al punto en que ya habíamos tenido suficiente. Había tantas tonterías en nuestras vidas que lo tuvimos que dejar atrás“.

Si no puedes verte a ti mismo y hacer cambios, tal vez aún no estés listo para cambiar“, reflexiona Spencer. “Estás en un lugar complicado. No estoy diciendo que te odies a ti mismo, pero ser capaz de criticarte a ti mismo de la misma manera que criticarías a tus amigos es importante. Debes poder controlarte a ti mismo“.

Creo que nunca debes limitarte“, explica Spencer. “Da lo mejor de ti en cada disco que hagas y no retrocedas en el tiempo y rehagas algo. Nunca dejaríamos que nuestro legado dicte nada de lo que hacemos, ahí es donde te equivocas“, admite.

Erase Me” es una conversación progresiva, una constante ida y vuelta. Un trabajo con el que sienten que tienen algo que probar. Está ahí por el peso que le dan a dos de sus discos anteriores, es algo que se puede sentir, pero al mismo tiempo, el resultado es francamente liberador. Y es que “todavía somos Underoath; una banda que es impredecible“, concluye Spencer.


Categorias
EntrevistasInternacionalNoticias

Fundador de la web. Entre mis grupos preferidos están Fall Out Boy, Brand New y La Dispute.

Esto tambien mola