Crónica: Caspian, Jardín de la Croix y Sonnöv en Madrid

21 de Octubre de 2012
Sala Ritmo & Compás, Madrid
Caspian / Jardín de la Croix / Sonnöv
Organizaba: Noma Records

Por fin, tras años de espera y después de perderme su anterior visita a España, pude ver a Caspian en directo. El resultado no podía ser otro que satisfactorio, y pese a alguna que otra pega en cuestión de repertorio – He de admitir que en este sentido siempre espero más -, lo vivido en Ritmo & Compás podría estar perfectamente descrito como uno de los mejores conciertos del año. Por muchos aspectos, entre otros las bandas que abrían para los de Beverly (Massachusetts), dos bandas locales que demostraron el alto nivel que tienen los nuestros, si bien Jardin dela Croix son ya unos conocidos en la escena y siempre es un gusto enorme ver y escuchar lo que hacen y sobretodo cómo, a Sonnöv apenas les conocía  pero que ya llevan tiempo dando guerra, e incluso ya tocaron con Caspian en su anterior visita.

Pues bien, abrieron ellos, estos últimos, sobre las 20:30h, apenas cinco minutos después de haber probado sonido y sin bajarse del escenario, con el publico entrando aun en la sala, se apagan las luces y comienzan a presentar los temas de su primer trabajo. A primera vista me sorprenden las proyecciones, con las que perfectamente podría describir su actuación, imágenes rápidas que te transmiten rápidamente la música, destellos blancos cambian continuamente y te introducen en “Y Si Hay Luz” a un paisaje donde multitud de manos apuntan al cielo, no hay parón ni problema técnico que les pare. Suenan tranquilos, muy próximos a otras formaciones como Mono o Explosions in the Sky, pero también con mucha rabia y adrenalina, la cual descargan con gritos mientras en sus proyecciones aparece un bosque quemado y otro de su nuevos temas de fondo.

La noche comenzaba muy bien, y me digo a mi mismo de apuntarme el nombre de Sonnöv para echarle un vistazo en casa. Los siguientes, con un estilo bien diferente al resto, fueron los ya citados Jardin dela Croix, otro concierto técnicamente impecable para estos chicos a los que yo siempre he descrito como una mezcla entre Protest The Hero y Toe. Sus composiciones tienen ese gusto a math rock progresivo con toques de jazz. Para el recuerdo quedan temas tan dinámicos y flexibles como “Blacksnout Seasnail”, que si bien tiene un inicio muy del genero, se transforma completamente ofreciendo una bocanada de aire fresco a una acalorada Ritmo & Compás que espera con impaciencia la salida de los americanos. Lo dicho, un placer volver a pasear por el jardín sonoro de esta formación, que por cierto, sonó más compacta que sus predecesores.

Tras ellos, sobre el escenario queda lo justo para que Caspian salgan dispuestos a darlo todo ya desde el primer momento en el que sonaba la introducción de “Walking Season” en un continuo crescendo que hace más justicia al directo que al disco en si. No hay duda tras estos primeros instantes en porque son considerados como uno de los grupos más importantes del genero, lo valen. Al primer corte le siguió otro más electrónico como “Procellous”, al que siguió uno de los mejores momentos de la noche, la intensidad guitarrera de “Malacoda” nos descubrió a los mejores Caspian, a esos a los que les gusta jugar con sus pedales y moverse de lado a lado del escenario. Hubo momentos para todo, incluso para Philip Jamieson nos dejara partes vocales en “Gone In Bloom And Bough”.

A estas alturas tengo que citar que el repertorio, pese a variado, no deja de estar centrado en su último trabajo, del que sonaron cinco temas si no recuerdo mal, de ahí lo que he citado anteriormente como pega, no sé como se pudieron dejar por el camino “La Cerva”, pero bueno, cosas de gustos supongo. El caso es que hubo momentos para todo, incluso para la calma con Jamieson sentado mientras sonaba increíblemente bien “Fire Made Flesh”. Sincronización perfecta entre tres guitarras que saben cuando y que tiene que hacer, Caspian podrían ser descritos perfectamente como el huracán que paso aquella noche por Ritmo & Compás, una muestra de energía que dejan temas más clásicos como “Some Are White Light” o “Moksha”, imprescindible. Para el final que mejor que “Sycamore” con todos los miembros en la batería confirmando el buen estado de Caspian y que sin duda son lo que son, una banda de sobresaliente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts
With Confidence
Leer más

With Confidence se separan

With Confidence han anunciado su separación después de los conciertos que tienen programados en Estados Unidos y Australia. La…
Lo de las cookies

Solo queremos las cookies para ver qué contenidos interesan más en Google Analytics. Nada de almacenar datos personales, no nos va esa movida.
Total
0
Share