Crónica: Rancid en Madrid

31 de Julio de 2012
Sala San Miguel, Madrid
Rancid / Klasse Kriminale / G.A.S. Drummers / Secret Army
Cap Cap Produccions

Poco ambiente horas antes de la apertura de puertas, nada parecido a lo que nos encontramos una vez dentro de ese pasillo habilitado como Sala San Miguel y que siempre despierta más de una curiosa opinión, desde los que la defienden a muerte como la unica opcion de espacio a medio aforo entre Joy Eslava yLa Rivierahasta los que la critican a capa y espada. El caso es que, nos guste o no, el sitio no esta mal del todo aunque la pasada noche hubo una excepción debido al asfixiante calor que hacia y al sonido, no del todo bueno comparado con anteriores ocasiones.

Pero bueno, como os comentaba, el poco ambiente y el cambio de recinto a uno mucho más pequeño, recordad que primero se anuncio para el Palacio de Vistalegre, hacia presagiar que no viviriamos una gran velada de punk, y digo viviriamos porque finalmente la vivimos. Pero vayamos por partes, los primeros en salir fueron los catalanes Secret Army, quienes no desperdiciaron la oportunidad para presentar sus temas ante el poco publico que habia a primera hora de la tarde. Todo lo contrario que con G.A.S. Drummers, su punk rock fue más adictivo, capaz de hacer entrar a un gran numero de gente, demostrando que merecen todo el respeto y reconocimiento a una carrera larga.

Hasta entonces el goteo de gente era más bien timido, pero Klasse Kriminale iban a tener pasadas las nueve una gran parte del publico que tuvo Rancid. Los italianos se subieron al escenario con un mensaje “Fuck Racism”, algo que estuvieron repitiendo a lo largo de su actuación, la cual, fue más espontanea de lo que me esperaba, cargada de adrenalina, donde entraron el ska y el oi! para regocijo de los punks que ya inundaban la sala. Diversión y contacto con el público, Marco y los suyos demostraron que tienen mucho desparpajo como para finalizar con una sonada ovación.

Por aquel entonces, se rozaba el lleno, más de mil quinientas personas esperaban ansiosas la salida de Tim Armstrong, quien con una actitud un tanto pasota, escondiendose y haciendo poses con los monitores, no tardo en meterse en el bolsillo a un publico dispuesto a todo. Porque no hay duda de que pese a su edad, se encuentra en plena forma.

La que nos esperaba, parecia transmitir, más de una treintena de temas sin descanso. Sudor, pogos, bailes y mucha cerveza. El arranque, centrado en “And Out Come the Wolves”, del que tocaron doce temas, nos daba una pista de la gran fiesta del punk que Rancid son capaces de dar en sus conciertos. Ni un cambio de recinto, ni el agobiante calor fueron impedimentos para no dejar de saltar y mover la cabeza a ritmo de temas como Maxwell Murder o Timb Bomb. Hora y media en la que nadie dejo de cantar y alzar la voz otros como Hooligans o St. Mary.

Para el final, después del estallido de Ruby Soho, se pudo ver tanto a Tim como a Lars, por cierto, bien compenetrados con las voces, contentos con el publico español, así que esperamos que no pasen otros 16 años para volver a verles por nuestros escenarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts
Lo de las cookies

Solo queremos las cookies para ver qué contenidos interesan más en Google Analytics. Nada de almacenar datos personales, no nos va esa movida.
Total
0
Share