Crónica: Russian Circles en Manchester

25 de octubre de 2013
Gorilla, Manchester (UK)
Russian Circles / Chelsea Wolfe

russian_chelseaNoche de lluvia y tormenta la del pasado viernes en Manchester. Hasta aquí, nada que nos sorprenda teniendo en cuenta lo que es la climatología británica en pleno otoño. No obstante parecía el contexto perfecto para lo que nos esperaba aquella noche en el Gorilla mancuniano. Russian Circles, el trío más potente y enérgico del rock instrumental volvía a la capital industrial presentando su recién estrenado trabajo Memorial, quizá el más oscuro de su carrera y quizá por ello volvieron a pensar en venirse acompañados por otra formación llena de oscuridad musical como es Chelsea Wolfe. Es indudable que las vertientes más siniestras y ocultas de la música, han calado de lleno en las cabezas de Russian Circles. Así nos lo quisieron mostrar trayéndose consigo a Deafheaven en su anterior gira o más claramente con los 8 cortes de su último disco.

La compañera de sello (Sargent House) y su banda salieron puntuales (tanto que nos perdimos sus dos primeros cortes). Ella, ataviada con un manto blanco sobre un vestido gótico negro, estática delante de su micrófono y deleitándonos con sus voces de sirena sobre unas bases sencillas y oscuras por parte de los músicos acompañantes. Sin duda, Chelsea Wolfe es la protagonista en cuanto a puesta en escena, no obstante, el trabajo del resto de la banda es crucial para no quedarnos dormidos ante tal espectáculo. Cortes de su última referencia Pain is Beauty, fueron los protagonistas de su set hasta el último minuto donde la señorita Wolfe en solitario saltó al escenario con una guitarra acústica para acabar con “Lone”. La sensación mística que nos dejó en el cuerpo fue más que positiva y es una experiencia que recomiendo encarecidamente.

Cuarta vez que veía a Russian Circles en directo, y aunque no fue la que mejor sabor de boca me dejó, volvió a ponerme los pelos de punta en más de una ocasión. La espera se hizo larga debido a unos problemas con el amplificador de bajo, pero se olvidó en cuanto escuchamos los primeros acordes de “309″ tema con el que abrieron la noche. No tardaron en llegar referencias a sus orígenes, de la mano de una de las protagonistas inamovibles de sus setlist como es la magnífica “Harper Lewis” con ese tapping épico a media canción que pone las pilas a cualquiera.

Su último disco aun está muy fresco y es probable que no mucha gente lo haya escuchado aun. No se si con este planteamiento, los de Chicago sólo decidieron introducir tres de sus cortes en su recital. Temas como “Deficit” son todo un espectáculo para ver en directo, debido a la técnica del bajista de tocar con sus manos una guitarra y con unos pedales disparar los sonidos de bajo. Aunque si hablamos de técnica, por supuesto que no nos olvidamos del trabajo majestuoso por parte de la batería, quién no se cansa de aporrear literalmente platos, tombs  y caja durante todas las canciones con una energía que pocas veces se ve sobre un escenario.

La falsa despedida para el bis que nunca falta en los conciertos, se resolvió con la salida de nuevo al escenario de los tres músicos acompañados de Chelsea Wolfe quién puso las voces en otro de sus temas del último disco “Memorial”. No es que sea un tema que quedará fijado como grande en su historial, pero se hace curioso ver la implantación de arreglos vocales en la música de esta gente. El tiempo se les venía encima y la noche se cerró para ellos con otro de sus clásicos, muy agradecido por parte del público, como es “Youngblood”. Un sold out más que merecido para una de las bandas más activas de la escena rock instrumental internacional, de esas que sabes que no van a defraudar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts
Lo de las cookies

Solo queremos las cookies para ver qué contenidos interesan más en Google Analytics. Nada de almacenar datos personales, no nos va esa movida.
Total
0
Share